La ley antitabaco en las comunidades de vecinos

Esta ley modificó algunos aspectos del uso y venta del tabaco en los medios de comunicación y lugares públicos, pero, ¿cómo afecta la ley antitabaco en las comunidades de vecinos?

La Ley antitabaco en las comunidades de vecinos. Administrador de fincas en Zaragoza

La ley antitabaco 28/2005 fue modificada por la Ley 42/2010, de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo y Reguladora de la Venta, el Suministro, el Consumo y la Publicidad de los Productos del Tabaco, también llamada ley antitabaco.

Puede entenderse que una comunidad de propietarios es un lugar privado y que por tanto, sus propietarios pueden decidir si permitir a los vecinos que fumen en el portal o en el garaje, por ejemplo, durante la realización de una junta general.

Pero la realidad es muy diferente. La ley antitabaco define que “Serán lugares libres de la contaminación del humo del tabaco todos los bares, restaurantes y otros centros de hostelería, centros de ocio o esparcimiento, salas de fiesta y establecimientos de juego, estaciones de autobuses, estaciones ferroviarias y marítimas, puertos, aeropuertos, salas de teatro, cine y otros espectáculos públicos, recintos de parques infantiles y áreas o zonas de juego para la infancia, incluido los que estén al aire libre y todos los demás espacios cerrados de uso público o colectivo.

En el artículo 2 de esta misma ley se define como “espacios de uso público a los lugares accesibles al público en general o lugares de uso colectivo, con independencia de su titularidad pública o privada”. Por tanto, una comunidad de vecinos estaría englobada en este tipo de espacios y estaría prohibido fumar.

Además, en el artículo 7 se define la prohibición de fumar además de en aquellos lugares o espacios definidos en la normativa de las Comunidades Autónomas, en:

  • Centros de ocio o esparcimiento, salvo en los espacios al aire libre.
  • Ascensores y elevadores.
  • Recintos de los parques infantiles y áreas o zonas de juego para la infancia, entendiendo por tales los espacios al aire libre acotados que contengan equipamiento o acondicionamiento destinados específicamente para el juego y esparcimiento de menores.
  • En todos los demás espacios cerrados de uso público o colectivo.

Por tanto, para una buena convivencia, y cumpliendo con la ley vigente, ningún propietario podrá fumar en la escalera, portal, garaje o cualquier otra zona común, buscando siempre una buena convivencia entre vecinos y para no exponerse a una posible sanción, que para infracciones leves puede suponer entre 30€ a 600€, para infracciones graves entre 601€ y 10.000€ y para las muy graves entre 10.001€ y 600.000€.

En Urraza Comunidades, su administrador de fincas en Zaragoza, recibimos puntualmente las últimas novedades de las leyes y normas que afectan al sector para que su comunidad de vecinos esté siempre perfectamente asesorada.

One thought on “La ley antitabaco en las comunidades de vecinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *