Las terrazas comunitarias en las comunidades de vecinos

Para evitar conflictos en el uso de las terrazas comunitarias en las comunidades de vecinos, es importante conocer las características y circunstancias concretas que se dan en ese elemento.

Las terrazas comunitarias en las comunidades de vecinos

En una comunidad de vecinos los elementos comunes pueden estar definidos o no como elementos privativos, es decir, que siendo de propiedad común, su uso es exclusivo de unos vecinos en concreto. Para que ese propietario pueda ejercer su derecho, el uso privativo deberá estar definido en el título constitutivo.

Podemos diferenciar entre dos tipos de elementos comunes:

  1. Elementos comunes por naturaleza, aquellos en los que sólo es posible un uso común, como por ejemplo, las escaleras.
  2. Elementos comunes por destino o no esenciales, aquellos que, pese a ser posible un uso privado, no está reflejado en el título constitutivo, como por ejemplo el piso de portería o un cuarto de limpieza.

Fuera de esta clasificación de los elementos comunes, caben destacar las terrazas de propiedad comunitaria, pero que en el título constitutivo aparece reflejado su uso privativo. Esta circunstancia es fuente de numerosos conflictos entre vecinos a la hora de determinar quién se hace responsable de una reparación, del mantenimiento o de los daños provocados por un siniestro derivado de un mal uso de esa terraza.

Cabe destacar tres problemas como fuente de todos los conflictos:

  1. Obras inconsentidas.
  2. Reparaciones y responsabilidad por daños.
  3. Usos inconsentidos.

1.- Obras inconsentidas.

Los propietarios que disponen del uso de la terraza de forma privativa confunden el derecho de uso privativo de la terraza con la titularidad, que sigue siendo comunitaria.
Por tanto, deberán solicitar de la junta de propietarios la autorización correspondiente para realizar cuantas modificaciones consideren oportunas en la terraza. En caso contrario, se atienen a que en una reclamación judicial se les condene a la reposición del elemento común a su estado original.

2.- Reparaciones y responsabilidad por daños.

El propietario que disfruta de la terraza en uso exclusivo deberá realizar el mantenimiento ordinario y su limpieza, pues en caso contrario, será responsable de los daños que pudiera ocasionar por no cumplir con este precepto o por realizar un mal uso,
Sin embargo, las reparaciones o mantenimientos extraordinarios los deberá realizar la comunidad, como propietaria de la terraza.

3.- Usos inconsentidos.

En el título constitutivo pueden quedar reflejadas aquellas actividades que la comunidad considere oportunas que no podrán realizarse en las terrazas privativas, limitando así, el uso que el vecino que disfruta de ella pueda realizar. Como por ejemplo, realizar una barbacoa.

El uso privativo de las terrazas comunitarias en las comunidades de vecinos genera muchos conflictos entre los propietarios. Y la razón no es el definir el uso comunitario o no de esa terraza, pues el título constitutivo lo indica, sino el desconocimiento por parte de los propietarios de esa titularidad y la forma de poder disfrutar de las terrazas sin extralimitarse en su derecho.

Ante cualquier duda, los propietarios pueden acudir a su Administrador de Fincas para que les indique la forma de actuar en cada caso. En Urraza Comunidades, su administrador de fincas en Zaragoza, le asesoramos para mantener siempre las buenas relaciones en su comunidad de vecinos y evitar los conflictos derivados del uso de zonas comunes.

3 thoughts on “Las terrazas comunitarias en las comunidades de vecinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *